Saltar al contenido
Anfibios Exóticos

Salamandras: Consejos útiles y curiosidades para tu nueva mascota

salamandras mascota

Como mascotas exóticas, los anfibios son excelentes acompañantes ya que son animales para la contemplación y no para la manipulación humana, a diferencia de los perros, gatos, conejos, hámsteres, entre otros.

Por ello, si estás pensando en tener una salamandra como mascota, pero no sabes nada sobre ellas antes o después de adquirir una, en Anfibios Exóticos te brindamos consejos útiles e información de interés para que conozcas un poco más sobre ellas.

Aspectos como la alimentación, posibles hábitats, variedad de tipos, así como cuidado y otras curiosidades, son parte de las interrogantes que ayudaremos a responder en esta  sección.

Si aún dudas en tener una salamandra en tu hogar, continúa leyendo y descubre por qué este anfibio puede ser un acompañante ideal y al mismo tiempo, silencioso y atractivo a la vista de aquellos que visiten tu hogar.

 

¿Qué es una salamandra? – Descripción

Las Salamandras son anfibios urodelos, es decir, aquellos provistos de una cola en su etapa adulta, lo cual les permite moverse fácilmente en espacios acuáticos. Sin embargo, suelen utilizar este medio en la mayoría de los casos solo para reproducirse o depositar sus huevos, ya que tienden a permanecer más en tierra una vez alcanzada la madurez. Esto no significa que existan especies o tipos que utilicen espacios terrestres para su  reproducción.

En cuanto tamaño, el promedio de estos animales oscila entre los 18 cm y los 25 cm de longitud, siendo las hembras más robustas o de mayor tamaño que los machos. Además, sus glándulas parotideas, aquellas que segregan el veneno para defenderse de sus depredadores, suelen ser sumamente visibles en este tipo de animales.

Generalmente tienen una coloración aposémática o bastante llamativa al ojo humano y al de otros animales, con lo cual, pone en evidencia su toxicidad hacia los depredadores. Los colores predominantes en estos anfibios suelen el negro, el amarillo, el rojo, y el marrón. Sin embargo, los mismos pueden variar de acuerdo a la especie o ubicación geográfica.

Como dato curioso, Es uno de los pocos animales capaces de regenerar una extremidad al perderla, por lo que la hace una especie de anfibio bastante rara y única.

 

¿Dónde viven las salamandras? – Hábitat

Como sabemos, los anfibios no son capaces de soportar las altas o bajas temperaturas; es decir, ni demasiado calor o demasiado frío, por lo que las salamandras no son la excepción. Éstas suelen encontrarse en espacios forestales de gran humedad y follaje, donde las lluvias o precipitaciones son recurrentes.

Zonas como bosques, pastos o matorrales, suelen amparar bastante bien a esta especie animal, tomando en cuenta que para alcanzar su estado de adultez es necesario que esté rodeado de una fuente de agua, puesto que es este el lugar es donde transcurre la mayoría de su desarrollo hasta alcanzar la madurez.

Una vez llegada esta etapa, las salamandras prefieren sitios terrestres para cazar o asentarse, puesto que han desarrollado sus pulmones completamente.

 

Salamandras mascotas: especies o tipos domesticados

La mayoría de las especies de salamandras, se encuentran en Europa. Países como Italia, Polonia, Alemania y Grecia albergan un gran número alrededor de su geografía. Sin embargo suelen estar protegidas por legislaciones ambientales de cada país, por lo que adquirirlas como mascotas a veces suele ser un riesgo. Te recomendamos consultar más información al respecto en la legislación relacionada a tu país.

Algunas de las especies que puedes adquirir sin llegar a tener muchos inconvenientes, hoy en día son:

 

Salamandra común o fastuosa (Salamandra Salamandra)

Podemos encontrarlas en distintas partes del mundo, sobre todo en la península ibérica.

Se distingue de otras por su clásico y característico color negro con manchas amarillas o viceversa. Algunas de ellas, poseen tonos o variaciones del color rojo, sin embargo suele ser bastante inusual. Generalmente son de gran tamaño, pueden medir 23 cm de longitud aproximados y sus hábitos de caza son nocturnos.

salamandra común mascota

Salamandra tigre (Ambystoma tigrinum)

Son menos abundantes alrededor del mundo pero también comunes, sobre todo en Norteamérica. Sin embargo su adquisición suele ser más compleja que la primera debido a su estatus de protección en estados como Arizona o Carolina del Norte.

Tienen un menor tamaño que la especie anterior, alcanzando un máximo de 21 cm de longitud en su etapa adulta. Lo que más destaca de esta especie de salamandra es su reproducción en sitios pantanosos semipermanentes, lo cual le trae problemas de supervivencia, ya que alrededor del 70% muere durante su desarrollo por factores externos como el cambio climático e incluso, el hombre.

salamandra tigre mascota

Ajolote o Axolótl mexicano (Ambystoma mexicanum)

Es una especie de anfibio endémico y perteneciente a la cuenca de México. Se caracterizan por ser animales de fácil reproducción y por su capacidad regenerativa, lo que le ha permitido se modelo de estudio para avances científicos en relación a ciertas enfermedades en los seres humanos.

En México, al ser un animal en peligro de extinción, es necesario  tramitar un permio especial para adquirir uno como mascota. Recuerda prestar atención a esto ya que es esencial.

Además, al ser una animal más acuático que terrestre, debes prestar atención a sus requerimientos dentro del terrario. La temperatura, pH e iluminación son aspectos que deberás tomar en cuenta al adquirirlo.

axolotl mascota

En Anfibios exóticos contamos con una sesión exclusiva dedicada a estos simpáticos anfibios, la cual puedes visitar en el siguiente enlace.

¿De qué se alimentan las salamandras? Dieta

Como la mayoría de los anfibios, las salamandras se alimentan de otros animales invertebrados vivos y rara vez de vertebrados como ratones; generalmente cada 2 o 3 veces a la semana.

La dieta principalmente está basada en babosas, caracoles, gusanos, grillos o lombrices. Algunas pueden alimentarse de peces e incluso, de otras salamandras, lo que las convierte en carnívoros con una alimentación bastante balanceada.

 

¿Humedad y temperatura ideal para las salamandras?

La humedad y la temperatura son dos elementos fundamentales que debes considerar a la hora de adquirir o tener una salamandra en casa.

En relación con esto: la temperatura ideal en el día para esta especie suele estar entre los 15°- 20° grados centígrados, mientras que en la noche no debe ser menor a los 5°            grados centígrados.

En cuanto a humedad del lugar, es necesario que dispongas un espacio de agua dulce para tu mascota, de modo que pueda hidratarse cada vez que lo necesite, puesto que lo hacen de manera constante como todo anfibio.

Recuerda que las salamandras pueden irritarse con facilidad sino poseen suficiente humedad su hábitat o terrario, lo cual notarás si pasa mucho tiempo en el cuenco de agua, si pierde el apetito e incluso, si está en constante movimiento de manera inusual.

A pesar que, la mayoría de estos anfibios se desarrollan en hábitats forestales, especies como Neurergus Kaiseri o el Ajolote, requieren de condiciones especiales como ya hemos leído, por lo que es aconsejable que investigues primero sobre su entorno.

Te recomendamos tomar previsiones necesarias antes de tener a tu mascota, de esta manera evitarás inconvenientes y prolongarás su vida.

Iluminación: ¿Es importante para las salamandras?

Si. Encontrar el punto correcto de iluminación se hace necesario para las salamandras, ya que ubicarlas en sitios con altas temperaturas o muy bajas, podrían causarles la muerte. Generalmente y para este tipo de mascotas, suele adquirirse luz UV o ultravioleta, ya que logra mantener un espacio similar al de esta criatura.

De igual manera la ventilación y frescura del lugar seleccionado, y sin calefacciones por la noche, es importante para la preservación de tu mascota.

Manipulación de una Salamandra – ¿Por qué es un animal contemplativo?

Las salamandras, debido a sus glándulas parótidas suelen ser de piel tóxica al contacto humano. Por ello, es recomendable utilizar guantes de látex a la hora de manipularlos para evitar irritaciones en las manos u otras partes del cuerpo. De esta manera, también evitarás que tu mascota se enferme.

Los Anfibios en general suelen ser mascotas contemplativas, al igual que los peces o los pájaros. Esto nos permite apreciar sus características físicas, su comportamiento o hábitos de caza, además de sus inusuales colores.

Toma la debida precaución y manipula a tu mascota dentro o fuera del terrario solo cuando sea estrictamente necesario y de forma responsable.

Terrarios para Salamandras – ¿Qué deben tener?

Una de las actividades que más puedes llegar disfrutar a la hora de tener una salamandra, es condicionar su terrario.

Una pecera con cerrojo y con capacidad de 15 a 20 galones de agua (75 litros aproximados), es el espacio ideal para un anfibio como este, el cual puede llegar alcanzar hasta 25 cm de longitud como ya sabemos.

Preparar un sustrato como suelo a base de cáscara de coco, musgo, hojarasca o arena, suele funcionar bastante bien para estos animales.

Recuerda además que la fuente de agua y humedad es vital en estos espacios, y que, situar arbustos y plantas frescas ayuda a mantener a tu mascota saludable además de una dieta con animales vivos.

Sin embargo, debes prestar especial atención a la especie que pertenece, puesto que cada una requiere de condiciones muy distintas para adaptarse al nuevo espacio como ya te hemos comentado.

 

En conclusión, y a pesar de ser mascotas silenciosas y casi invisibles, las salamandras requieren de un gran compromiso y cuidado para mantenerlas sanas y felices. Más allá de ser animales de contacto, son apreciativos o contemplativos, con lo cual, podemos reflexionar sobre la biodiversidad que nos ofrece el planeta tierra en relación con los animales.

Debes tomar en cuenta que, dependiendo del país en que residas debes expedir un certificado para adquirir una como en México por ejemplo, pero por lo general, esto no debería representar un problema para llevarla a casa.

Finalmente, mantén los protocolos de seguridad a la hora de manipularla para evitar alguna intoxicación o irritación menor por parte del animal, ya que, a pesar de que no quiera hacerte daño es inherente a su mecanismo de defensa.

Si deseas más información relacionada a otros tipos anfibios, te invitamos a leer más en nuestras siguientes secciones y a conocer más sobre estos atractivos e inusuales animales solo en Anfibios Exóticos.

Scroll Up