Saltar al contenido
Anfibios Exóticos

Anfibios para dummies: Datos que no conocías de esta especie animal

datos curiosos anfibios

Los anfibios, a pesar de ser excelentes acompañantes domésticos como te hemos mencionado en otras secciones, enfrentan un gran problema: la caza y venta ilegal para cautiverio. Por ello, en Anfibios Exóticos hemos traído para ti los siguientes datos curiosos y que quizás no conocías de esta singular especie; de esta manera esperamos que seas consciente del impacto ambiental que supone mantenerlo fuera de su hábitat y las consecuencias que ello trae consigo.

Ahora, sigue leyendo y descubre información que no conocías de esta singular especie junto a nosotros.

¡Comencemos!

  • Los anfibios funcionan como bio-indicadores de la región que habitan. Al estar en lugares tanto acuáticos como terrestres, permiten conocer que tan limpio o puro se mantiene el aire, el suelo, la fauna, el agua, entre otros aspectos.

 

  • Si bien, el cambio climático ha contribuido con la extinción de ciertas especies, algunos agentes naturales como los hongos, también lo han hecho. Batrachochytrium dendrobatidis y el atrachochytrium salamandrivorans por ejemplo, han causado la muerte de más de 90 especies en los últimos años, sobre todo en Centro América y Sur América.

 

  • Actualmente, alrededor del 50% por ciento de los anfibios se encuentran en peligro de extinción alrededor del mundo.

 

  • Los anfibios, de acuerdo a estudios científicos, fueron de las primeras especies que habitaron la tierra. Se habla de que existen desde hace más de 350 millones de años. Esto ha hecho que sea un animal bastante longevo en el planeta tierra; por ende, parte de su domesticación.

 

  • Al ser animales de sangre fría, los anfibios no pueden auto-regular su temperatura, por ende, deben hacerlo con su entorno o hábitat.

 

  • Ayudan a conservar el equilibrio de los ecosistemas al cazar a otros animales como arácnidos, moluscos, crustáceos, entre otros. En casa, mantienen alejados a los insectos, lo que reduce el riesgo de adquirir cualquier enfermedad transmitida por éstos.

 

  • A pesar de ser animales ovíparos, cada especie de anfibio tiene una manera distinta de llegar a su etapa adulta. Las ranas y sapos por ejemplo, sufren de una metamorfosis: pasan de seres acuáticos a seres pseudo terrestres que pierden la cola que los caracteriza a su temprana edad. Otros, como los ajolotes, se desarrollan sin ningún tipo de problema bajo el agua conservando sus rasgos larvarios en la adultez.

 

  • Los anuros, como las ranas o los sapos son capaces de emitir vocalizaciones que pueden llegar a indicar el sexo de la especie, su estado reproductivo y localización geográfica. Solo los machos gozan de esta característica, lo que ha contribuido a identificar ciertos rasgos únicos en cada sub-especie.

 

  • La piel de los anfibios, en su mayoría es permeable al agua o sensible al calor, gracias a esto son capaces de percibir cambios de temperatura o en la humedad de su hábitat. Además, algunas sub-especies como las ranas y los sapos, poseen un sentido auditivo tan desarrollado que es capaz de percibir movimientos sísmicos en la tierra e incluso, predecirlos.

 

  • Casi todas las especies poseen glándulas parótidas que secretan sustancias venenosas, peligrosas al entrar en contacto con la piel humana o de otro animal. Se debe tener precaución a la hora de manipularlos.

 

  • ¿Tocar a un anfibio, en especial a los sapos, causa verrugas? Esto es una creencia típica de muchas personas alrededor del mundo, sin embargo, lo que si puede causarte es una irritación cutánea. Lávate las manos inmediatamente después de manipular uno sin guantes o por accidente.

 

  • En un comienzo, la respiración de los anfibios suele desarrollarse de forma branquial, es decir en medios acuáticos, hasta llegar a la adultez. En ella desarrollan completamente sus pulmones y una respiración cutánea, la cual ayuda a mantener hidratado al anfibio, y al mismo tiempo, a secretar las toxinas necesarias como sistema de defensa.

 

  • Las salamandras son la única especie de los anfibios capaces de regenerar tejido muerto o una extremidad perdida producto de alguna circunstancia en el hábitat, como los depredadores. Esto ha hecho que muchos científicos se interesen por dicha especie e investiguen sobre sus propiedades para trasladarlas a la medicina humana.

 

  • Los anfibios en general, sobre todo las ranas y los sapos, tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir y reproducirse cerca de entornos de agua salada.

 

  • La mayor diversidad de anfibios en el mundo puede encontrarse en América Latina, específicamente en el parque Manú ubicado al suroeste del Perú.

 

  • Durante su fase larvaria, los anfibios se alimentan generalmente de plantas. Al alcanzar la etapa adulta, éstos se convierten en depredadores carnívoros capaces de comer lo que provea su entorno y de acuerdo a sus hábitos de caza.

 

  • Actualmente, las regiones menos comprometidas con respecto a la conservación de esta especie son África central (El Congo, Angola, Zambia, entre otros) y el Sudoeste asiático (Tailandia, Indonesia, India), lo ha hecho que muchas sub-especies de estos lugares se encuentren extintas o en peligro de extinción.

 

  • El único lugar donde no encontrarás anfibios en el planeta tierra, es en las zonas árticas y polares debido al clima. Los anfibios suelen vivir en espacios acuáticos y terrestres con una humedad o temperatura que se encuentra entre los 10° a los 25° centígrados, lugares tropicales, la mayoría bosques, lagunas, sabanas y selvas, ríos, embalses, entre otros.

 

  • Estudios en la universidad de Costa rica, han determinado que los meses más fríos o períodos de lluvias extensos, suelen favorecer la reproducción de ciertas especies de anfibios como los sapos o las ranas. Al mismo tiempo, es durante este periodo donde la piel de éstos desarrolla la resistencia necesaria para enfrentar los agentes microbianos que presenta el entorno.
Scroll Up