Saltar al contenido

Anfibios domésticos: Impacto ambiental y cautiverio

conservación de los anfibios

Actualmente, existen muchas especies de animales que se ven amenazadas por el cambio climático producto de la intervención del hombre sobre su entorno natural o bien, por la caza o comercialización ilegal de los mismos. Muchas veces se ignoran las medidas de conservación correspondientes para prolongar la vida de éstos dentro del ecosistema del cual son parte, y los anfibios en este sentido se han visto bastantes afectados por estos acontecimientos hoy en día.

Gracias a la  gastronomía, modificación del hábitat y a estudios cosméticos sólo por mencionar, esta especie del reino animal se ve cada vez más reducida no solo en número, sino también en sub-especies. En 2019, un artículo digital emitido por el diario La Nación (España), nos habla de que un 40% de las especies de anfibios se encuentra en peligro de extinción, es decir, alrededor de 2100 de las 7400 existentes, y  cada año este número disminuye considerablemente.

A pesar de que existen distintos elementos que son determinantes para obtener las estadísticas que corresponden a estos hechos,  las proyecciones realizadas en base a estos datos no son alentadoras. Si bien existe una necesidad de hacer algo al respecto, poca ha sido la disposición no solo de instituciones, sino también de nosotros como seres humanos por cambiar esta situación.

Por ello, Anfibios Exóticos ha tomado la iniciativa de presentarte el día de hoy, información de interés al tema para que puedas contribuir a la preservación de esta particular especie, mientras conoces más sobre ella.

¡Continúa leyendo!

¿Por qué es importante mantener a los anfibios locales o endémicos en su estado natural?

Porque ayudas a conservar la biodiversidad de tu región geográfica. Muchas veces, creemos que esto no afecta el ecosistema que habitamos pero naturalmente lo hace. Adquirir o apropiarse de especies salvajes con fines domésticos o lucrativos suele ser una práctica mortal para este tipo de especie.

Como se sabe, los todos los anfibios son capaces de re-conocer ciertas propiedades químicas del sustrato acuático o terrestre así como las condiciones climatológicas del lugar que habita a través de su piel, por lo que su visibilidad asegura condiciones saludables en el entorno y para otro tipo de animales. Al mismo tiempo provee señales al ser humano de potabilidad en el agua, riqueza de nutrientes en el suelo, pureza del aire, entre otros aspectos.

 

¿Anfibios salvajes o domesticados? ¿Cuál es mejor en casa?

En la medida que te sea posible, trata de no mantener animales salvajes durante mucho tiempo en casa a menos que sea estrictamente necesario. A diferencia de aquellas especies que podrían estar domesticadas, las primeras podrían morir con mayor facilidad o depredar a otros animales de tu terrario o acuario si tienes más de uno dentro de él.

No se trata de saber cuál es mejor como mascota o para tener en casa, se trata de ser consciente con nuestro ambiente y la fauna que ofrece. Si bien, domesticar a este tipo de animales se ha convertido en algo común, es necesario que entiendas que tarde o temprano esto tendrá consecuencias tanto positivas como negativas para tu entorno.

Por otro lado, adquirir e introducir nuevas especies en otros espacios geográficos, también puede suponer un problema, ya que podría contagiar con alguna enfermedad a una especie nativa y perturbar el ciclo biológico de dicho ecosistema.

 

¿Es ilegal tener un anfibio en casa?

No del todo. Si adquieres un anfibio en una tienda de mascotas de forma legal y con la documentación correspondiente no deberías tener problemas. Sin embargo, recuerda que esto también dependerá de la legislación de tu país de residencia. Viajar de un lugar a otro sin los permisos necesarios para trasladar a tu mascota puede causarte problemas con las autoridades de turno. Debes tomar precaución en este aspecto.

Por otro lado, si lo que quieres es domesticar una especie salvaje, esto requerirá más esfuerzo del que piensas. Si eres un amateur criando anfibios, deberás hacer seguimiento al comportamiento de tu mascota durante las primeras semanas, puesto que la misma puede irritarse con facilidad, deshidratarse, recibir poca iluminación o demasiada; sentirse incómodo con la temperatura, o expresar otro cambios negativos de comportamiento que puedan causarle la muerte.

 

¿Cuándo tener un anfibio en cautiverio?

Si es una especie autorizada en tu país, y no se encuentra en peligro de extinción, tienes todo el derecho de adquirir una. En el momento en que modificas el ecosistema de tu región o localidad introduciendo o retirando una especie animal, contribuyes con la modificación de la biodiversidad de la misma. Si bien, el impacto podría ser positivo, en la mayoría de los casos, puede traer problemas tanto a la flora y fauna endémica de la región.

Generalmente, al adquirir un anfibio en una tienda o en estado salvaje, se nos presenta en su fase adulta, es decir, como una rana, un sapo, una cecilia o una salamandra y no como un renacuajo, ya que es  más fácil de alimentar  y de mantener con vida. Pero toma en cuenta que si no dispones de las herramientas y del espacio correcto para mantener a tu mascota saludable, esto reducirá considerablemente su periodo de vida.

Por ello, y como cualquier animal doméstico,  tener un anfibio de mascota requiere de toda la responsabilidad y cuidado de quien adquiere uno. No se trata de un animal al que mantendremos encerrado en una pecera o caja transparente para luego observar y simplemente alimentar; es un compañero silencioso y de hábitos contemplativos que necesita de las condiciones, el cariño y la atención necesaria para mantenerse a gusto e incluso, mejor que su hábitat original.

¿Está preparado un niño para tener un anfibio cómo mascota?

Todo niño tiene derecho a tener la mascota que él elija, siempre y cuando sea bajo la autorización y supervisión de sus padres y de una manera responsable. Los anfibios como los sapos, las ranas y las salamandras debido a sus colores brillantes y llamativos, pueden captar la atención del pequeño y causarle curiosidad.

Aprender junto a ellos sobre el comportamiento de estos animales, cómo viven o cazan, así como el tipo de entorno al que pueden llegar a adaptarse, puede ser una actividad y una experiencia bastante educativa y didáctica para ti y tu hijo, mientras le haces comprender la importancia de conservar la biodiversidad de su entorno.

Finalmente, te recuerda también mantener tu terrario o acuario en una zona segura dentro de tu hogar y a la cual, los niños no tengan fácil acceso, sobre todo si se trata de una estructura hecha de cristal, esto con el propósito de evitar accidentes en casa.

Para alimentar a tu anfibio o hacer la limpieza del terrario junto a tu hijo(s), recuerda usar las herramientas y accesorios de manipulación correctos para evitar otras formas de accidentes: intoxicaciones, mordeduras o reacciones alérgicas producto del comportamiento defensivo de la especie.

 

Lo que te presentamos en líneas anteriores es tan solo un par preguntas que puedes tomar en cuenta a la hora de tomar acciones en beneficio de esta particular y única especie animal.

Si crees que alguna de ellas no es lo que buscas como mascota, pero que de igual manera hacen juego con tu habitación o decoración en el hogar, definitivamente estás considerando las razones equivocadas para adquirir un anfibio.

Por otro lado, si estás considerando entender la naturaleza de estos animales, así como el comportamiento y hábitos de éstos, siempre prestando atención al compromiso que ello requiere, no te arrepentirás de tener a estas mascotas de sangre fría y de gran longevidad en casa.

Si continúas interesado en conocer más sobre estas intrigantes criaturas, te invitamos a leer otras secciones de Anfibios Exóticos y a seguir visitando nuestro portal continuamente para más información sobre esta singular especie animal.

Scroll Up