Saltar al contenido
Anfibios Exóticos

Ajolote del altiplano: Datos que no conoces sobre esta especie de salamandra

ajolote del altiplano mascota

Muchos se preguntan a la hora de identificar cierto de tipo de ajolotes, cuales son los rasgos más característicos de cada uno. Esto suele pasar continuamente con el Ambystoma Mexicanum y el Ambystoma Velasci o ajolote del altiplano, los cuales a pesar de encontrarse  en el mismo país, habitan regiones cercanas pero con climas distintos, lo que influye en el comportamiento y desarrollo del mismo.

Si quieres saber cuáles son los rasgos más curiosos del ajolote del altiplano, y seguir volviéndote un experto sobre la especie, te invitamos a seguir leyendo esta sección que hemos preparado en Anfibios Exóticos, y a conocer las singularidades de este anfibio caudata.

¡No esperes más y desliza hacia abajo!

¿De dónde proviene el achoque o ajolote del altiplano?

Se sabe que el achoque o ajolote del altiplano es endémico de México como casi el 90% de estas salamandras. Su densidad poblacional se concentra mayoritariamente en el distrito capital, específicamente  en el lago Santa Isabel, una cuenca hidrográfica cerca de la villa de Hidalgo, una ciudad de clima semi-seco y de temperaturas entre los 19 y los 27° centígrados.

 

¿Qué lugares habita esta especie de ajolote?

Se sabe que están a gusto en climas tropicales y subtropicales del territorio mexicano, sobre todo  en bosques, praderas templadas, así como áreas de abundante humedad y grandes latitudes, las cuales ascienden los 1750 y los 2300 msnm.

 

Morfología del achoque altiplano – Rasgos físicos generales

Durante su fase larvaria, este ajolote tiene una coloración similar a la arena o mucho más oscura. Una vez alcanzada la metamorfosis (una de las pocas especies de achoque en alcanzarla), su cuerpo adopta un tono completamente negro con algunas manchas amarillas, que dan la apariencia pardeada que caracteriza al animal.

A medida que alcanza la etapa adulta, las branquias de esta subespecie se reducen o se vuelven menos visibles, lo que le permite posteriormente habitar espacios terrestres y adaptarse a ellos, mientras tengan una temperatura promedio entre los 5 y los 15° centígrados.

Por otro lado, los pliegues de sus patas se pierden hasta convertirse en los de una salamandra terrestre, ya que suele habitar de forma más recurrente este espacio como adulto. Al mismo tiempo, la cola y el cuerpo empiezan a hacerse más delgados y la cabeza ligeramente más ensanchada, al punto en que físicamente semeja una flecha.

Alimentación y dieta del ajolote del altiplano

Al igual que la mayoría de otros anfibios caudatas, el achoque del altiplano es un animal carnívoro que se alimenta tanto de animales terrestres como acuáticos, dependiendo de las condiciones climáticas que provea el entorno.

Criaturas pequeñas como peces y crustáceos, así como lombrices, babosas, gusanos  y renacuajos, son parte de la dieta acuática en la etapa adulta del ajolote.

No obstante, las hormigas, polillas, grillos y saltamontes, también son parte de la dieta terrestre del achoque.

Al conservarlo en cautiverio, algunas personas han confirmado que puede llegar a comer mosquitos y larvas congeladas, aunque esta práctica requiere de paciencia, ya que adaptarse a esta nueva manera de alimentarse le tomará algo de tiempo.

 

Reproducción del achoque altiplano: ¿Es igual a la de otras salamandras?

El apareamiento de estos ajolotes ocurre de forma similar como con otras salamandras. Luego de alcanzar la madurez sexual, lo cual toma alrededor de 12 a 18 meses, los achoques se reúnen cerca de un entorno acuático de preferencia y comienzan el cortejo  correspondiente entre los meses de diciembre y abril.

Una vez seleccionada la pareja, el macho deposita los espermatóforos en alguna roca para que posteriormente la hembra los recoja y comience la fecundación, lo cual toma de uno a dos días aproximadamente.

En este sentido, la puesta puede llegar a ser entre los 50 y los 1000 huevos, la cual una vez completada, los embriones tardarán alrededor de 10 a 20 días en hacer eclosión.

En cuanto a esto último, los renacuajos se desarrollan a temperaturas muy bajas,  siendo los más fuertes y preparados aquellos que tarden más tiempo en alcanzar la metamorfosis, rasgo único y distintivo en esta subespecie de ajolote como te hemos comentado.

Como en otras especies, la temperatura del agua y del ambiente en general serán claves y determinantes para el desarrollo normalizado del animal, ya que si las mismas varían demasiado mientras alcanzan la adultez pueden desarrollar neotenia, es decir, una madurez sexual sin necesidad de llegar a la metamorfosis y manteniendo sus rasgos larvarios o embrionarios.

 

Conservación ambiental y estatus del achoque altiplano

El ambystoma velasci es un anfibio caudata o con cola protegido en todo el territorio mexicano al igual que otros ajolotes. Sin embargo, la modificación de áreas cercanas a su hábitat natural, así como al cambio climático, han hecho que sea considerada dentro de la lista roja de la UICN como una especie en peligro de extinción hoy en día.

Si estás pensando en adquirir o llevar una a casa, recuerda investigar los requisitos necesarios para trasladarla a tu hogar así como las leyes de tenencia en la legislación ambiental de tu país de residencia, puesto que esto te ahorrará inconvenientes innecesarios.

Como puedes notar y en resumen, las complejidades del ajolote de acuerdo a la subespecie varían, ya que cada uno de ellos requiere de sus propias condiciones específicas para desarrollarse, lo cual hace complejo un estudio generalizado de este para saber más sobre sus hábitos y comportamientos.

Recuerda que si deseas saber más sobre aspectos más puntuales sobre esta salamandra o anfibio caudata, pueden visitar nuestra sección exclusiva y dedicada a aspectos más generales sobre esta criatura endémica y única de México.

Por otro lado, si te ha gustado el contenido que has leído, compártelo y coméntalo en tus redes sociales para que otros puedan mirarlo, generando un debate respecto al tema contigo.

Tu opinión, siempre es importante para nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *