Saltar al contenido
Anfibios Exóticos

Anfibios exóticos: mascotas únicas para la contemplación

tener un anfibio en casa

A la hora de adoptar a un animal como mascota, La mayoría de las personas estamos acostumbrados a elegir perros, gatos o algún otro mamífero que nos permita entrar en contacto directo con el mismo.

Sin embargo, hoy en día existen otras alternativas de acuerdo al espacio y necesidades de la familia, o bien de la persona. Los Anfibios Exóticos, en este sentido se hacen cada vez más reconocidos como mascotas domésticas y al igual que los peces,  son animales para la observación y la contemplación en el hogar.

Sus beneficios suelen ser amplios en casa, puesto que ayudan a mantener un ambiente tranquilo, sereno y diferente en el sitio mientras miramos sus fascinantes comportamientos como especies.

Desde las ranas, pasando por sapos, ajolotes, salamandras y cecilias, podrás encontrar una variedad de anfibios como mascotas de acuerdo a tu país y a su legislación en materia ambiental sobre flora y fauna.

Si estás pensando en tener a una de estas inusuales especies, en Anfibios exóticos queremos presentarte la mayor información posible para el cuidado y tenencia de estas criaturas, ya que como cualquier otra, requiere del espacio correcto e incluso, de un ambiente más controlado con relación a otros animales para mantenerlos felices.

A continuación, te presentamos consejos y datos de utilidad sobre estas especies; su comportamiento, alimentación, fisionomía, tipos de terrarios e incluso, sobre la legalidad para mantenerlos en casa de acuerdo al país que residas.

¡Continúa leyendo y conoce más sobre tu próxima mascota!

Tabla de contenidos mostrar

¿Qué son los anfibios? ¿Son mascotas confiables?

El nombre de anfibios se les asigna a aquellos animales vertebrados con la capacidad de vivir y adaptarse tanto en espacios terrestres como acuáticos. Generalmente tienen una respiración branquial durante su etapa larvaria, hasta que alcanzan la adultez y desarrollan pulmones gracias a su metamorfosis.

Sus pieles generalmente son permeables al agua, lo que les permite una respiración cutánea que contribuye a otros procesos químicos y corporales como la regulación de la temperatura en el animal, secreción de sustancias defensivas pigmentación de la piel o protección contra la abrasión solar.

Casi todas las especies poseen patas a excepción de las cecilias, las cuales recuerdan a lombrices gigantes; poseen colores brillantes y bastantes llamativos como advertencia a sus depredadores y las hembras, en su gran mayoría son más grandes y distintivas que los machos, lo que se llama comúnmente en biología dimorfismo sexual.

Si bien, son animales bastante seguros para mantener dentro de una pecera o terrario, es necesario que escojas a la especie correcta de anfibio para tu hogar, puesto que algunas segregan sustancias tóxicas a través del la piel que podrían causarte problemas durante la limpieza o bien, ser no recomendables en lugares con niños demasiado pequeños.

 

¿Cuántas especies de anfibios existen? ¿Todas pueden ser mascotas?

Actualmente existen alrededor de 7492 especies alrededor del planeta tierra. Sin embargo  y dependiendo de la sub especie en cada una de ellas, de su morfo-fisiología, toxicidad y ubicación geográfica, que se determina este aspecto. Recuerda que cada país tiene su propia legislación en materia ambiental, por lo que conocer esta información es vital a la hora de adquirir un anfibio exótico.

 

Tipos de anfibio: clasificación de estos animales

Anuros

Aquí encontramos anfibios como ranas y sapos. El principal rasgo de éstos es que al llegar a su fase adulta y gracias a su metamorfosis, pierden la cola que los caracteriza en su fase larvaria. Presentan cuerpos cortos de longitud pero bastante ensanchados, además de unas poderosas patas posteriores que les permite dar grandes saltos, sobre todo a las ranas. Pasan la mayoría de su vida cerca de entornos acuáticos y pueden alcanzar tamaños máximos de hasta 30 cm, como el caso de la rana Goliat.

Ejemplos de anfibios anuros:

Caudatas

Conocidos como anfibios con cola en esta clasificación encontramos a las salamandras, tritones o ajolotes. La mayoría de éstas habitan los bosques de Norteamérica o México, sobre todo las montañas Apalaches. Son capaces de regenerar su tejido dérmico con facilidad o en el peor de los casos, sus extremidades en caso ser amputadas, habilidad que les permite escapar de ciertos depredadores en estado salvaje.

La mayoría de las caudatas conservan rasgos de su estado larvario una vez alcanzada su fase adulta, lo que se conoce como pedomorfosis. De acuerdo a su hábitat pueden ser de comportamientos más terrestres que acuáticos. El ajolote por ejemplo, es una pequeña muestra de ello.

Ejemplos de anfibios caudatas:

Gymnophiones

Están compuestos por cecilias o anfibios sin patas, de cuerpos alargados o vermiformes, con pequeñas escamas apenas visibles al ojo humano y con un estilo de vida fosorial de carácter terrestre. Su visión es bastante limitada, Sin embargo, es capaz de percibir fuentes de calor o  cambios de temperatura gracias a su cuerpo y a los tentáculos cerca de sus ojos.

Ejemplos de anfibios gymnophiones:

Anfibios como mascotas: ventajas de tener uno en casa

Actualmente, muchas personas siguen optando por mascotas de contacto como perros o gatos puesto que también son dóciles y amigables. Sin embargo, Existen otras alternativas que son capaces de realzar  la belleza de tu hogar o complementarlo como es el caso de los anfibios, reptiles e incluso, algunos arácnidos.

En anfibios exóticos,  te recomendamos que antes de adquirir cualquiera de las especies que encontrarás en nuestro portal, también te tomes el tiempo necesario para saber más sobre ellas como hábitos, comportamientos, e incluso cómo manipularlos.

Tener un anfibio en casa trae más ventajas que desaciertos. Si bien, pueden ser animales un tanto peligrosos, la verdad son bastante seguros de tener siempre y cuando se encuentren en el lugar correcto.

A continuación, algunas ventajas de tener esta mascota en tu hogar:

  • No ocupan demasiado espacio en casa. El perro más pequeño puede llegar ocupar 25 cm de altura, y el anfibio más grande, casi lo mismo. De acuerdo a la raza del cachorro, éste será más grande en su adultez y puede que no sea conveniente para el lugar donde vives si es demasiado reducido o pequeño. Considera un anfibio como mascota si buscas alternativas y verás lo práctico que es tener uno.
  • Limpieza y cuidados sencillos. Al ser mascotas relativamente pequeñas, el mantenimiento de acuarios o terrarios suele ser más fácil. Algunos anfibios, ni siquiera requieren de filtros o purificadores eléctricos para el agua. Lo importante es condiciones el espacio ideal para ellos y lo mantengas limpio.
  • Alimentación al natural. En la mayoría de los casos, puedes cazar algunos insectos, peces o arácnidos de algún parque natural cercano para alimentar a tu mascota de acuerdo a la sub especie. Con esto, ahorras algo de dinero en comida para animales, el cual puedes aprovechar en vitaminas u otros suplementos para la misma.
  • Animales para la contemplación. Tener Anfibios significa mantener una mascota contemplativa. ¿Qué quiere decir esto? Que solo puede ser exhibida u observada, más no manipulada o tenerse arriba de nosotros la mayoría del tiempo. A diferencia de los reptiles, que siguen siendo animales de contacto a pesar de sus peligrosos comportamientos, los anfibios pueden deshidratarse con facilidad por medio de su piel y liberar toxinas que irritan la piel humana.
  • No son ruidosos. la mayoría de estos animales son bastante silenciosos, a excepción de las ranas o sapos, los cuales pueden maravillarnos con sus cantos nocturnos. Pero en general, son bastante tranquilos.

 

Terrarios para Anfibios: ¿Son iguales para todos?

Algo que nos pasa por la mente antes de adquirir este tipo de mascotas se trata del lugar donde vamos a conservarlo.

En esta sección encontrarás consejos básicos sobre qué tomar en cuenta ANTES de adquirir a tu rana, sapo, Cecilia o salamandra. Si deseas conocer más a profundidad sobré que tipo de terrario o acuario es ideal para cado uno de ellos, te invitamos a leer nuestras secciones por separado, donde encontrarás información útil y relacionada.

 

¿Cualquier terrario funciona para un anfibio?

No. Debes adaptarlo y condicionarlo de acuerdo a tu mascota. Existen salamandras por ejemplo, que son capaces de resistir altas temperaturas y no requieren de un medio acuático para mantenerse saludables. En cambio, los ajolotes necesitan de un volumen mayor de agua a diferencia de los primeros, por lo que un acuario sería lo ideal para éstos.

¿Cómo identifico el terrario ideal para mi mascota?

Lo primero, es elegir a la especie de anfibio que queremos y escoger la ubicación de nuestra pecera en el hogar. Si no tienes el lugar, y el clima correcto para conservarlo dentro de casa o tu habitación, lo mejor es que olvides tener uno.

Ahora bien, si tienes claro qué anfibio se adapta a tu hogar, es tiempo de que mires si la subespecie que quieres está disponible. Una vez hecho esto, presta atención al hábitat de ésta para que puedas condicionar, ahora si (y de la manera más idónea), el lugar que tomarás por acuario, terrario, o paludario.

Una vez dispuesta la decoración dentro de la pecera, junto con el agua, el sustrato, y otros elementos que consideres necesarios, haz pruebas de temperatura para medir la humedad del sitio. Esto te permitirá saber si ha alcanzado el clima ideal para introducir a tu mascota en su nuevo hogar.

Finalmente, está atento a cualquier cambio de comportamiento en el animal a medida que transcurran los días. Esto te permitirá saber si se siente cómodo con el entorno que has dispuesto para él. Ante señales de deshidratación o alguna enfermedad, tampoco dudes en consultar a un especialista lo más pronto posible. Esto evitará complicaciones y te ahorrará malos ratos.

 

¿Alimento para Anfibios: Es igual en todas las especies?

A pesar de que todos los anfibios tienen una alimentación similar a base de insectos, arácnidos, peces, moluscos y crustáceos, algunos requieren de animales más específicos que otros para mantenerse saludables. Esto depende principalmente de lo que pueda proveer el entorno en el que se desarrollan.

Es recomendable que indagues un poco al respecto, ya que puede ser necesario complementar la dieta del animal con suplementos vitamínicos si posees una especie en cautiverio en un lugar muy distinto o diferente a su hábitat original.

Entre más conozcas a tu nueva mascota, más entenderás sus hábitos y comportamiento, anticipando cualquier molestia o anomalía en ella.

 

Anfibios Exóticos: ¿Cuál es el mejor como mascota?

Decir que existe el mejor es mentirte. Cada especie tiene sus propias particularidades, por lo que todo dependerá de tus gustos y nuevamente, del espacio que tengas disponible en casa.

Si buscas animales semi acuáticos, coloridos y llamativos, las ranas y las salamandras  suelen ser una opción bastante común en estos casos. Ahora, si buscas un animal de hábitos más terrestres, de colores sobrios y de rasgos inusuales, los sapos y las cecilias son una alternativa a los reptiles u otros animales similares con estas características.

En cuanto a opciones acuáticas, El ajolote es uno de los anfibios más raros del planeta que la gente suele domesticar. Único del territorio mexicano, algunos incluso, lo sirven como platillo. Como vez, todo depende de la especie que quieres para ti y si es capaz de adaptarse al clima dónde vas a conservarlo, sea dentro o fuera de casa.

LOS MEJORES ANFIBIOS MASCOTA

Recomendaciones al tener un anfibio como mascota

  • Controla la humedad, iluminación, ventilación y temperatura dentro del acuario, terrario o paludario. Es fundamental para mantener felices a estos animales.
  • Limpia tu terrario superficialmente cada semana y a profundidad al menos, cada mes. No utilices productos químicos abrasivos dentro de la pecera o en el entorno de tu potencial mascota. Esto puede causar irritación en la piel del anfibio e incluso, la muerte del mismo.
  • Evita el contacto directo piel a piel con el animal puesto que la mayoría de estas especies tienen una dermis venenosa como mecanismo de defensa. Utiliza guantes quirúrgicos o de látex al manipularlos o al menos, una red para colocarlo en otro lugar mientras higienizas el espacio.
  • Aliméntalo oportunamente. Confirma si es un animal diurno o nocturno y dale de comer solo cuando sea necesario. Sobre alimentarlo, podía traerle problemas de peso como en el caso de los sapos y algunas ranas.
  • Los sustratos o componentes del terrario son importantes. Investiga cuáles son ideales de acuerdo a la especie de anfibio e intégralo a su espacio en caso de llevar o tener uno en casa.
  • Si buscas una mascota de este tipo para tus niños, es recomendable que siempre se encuentren la bajo supervisión de un adulto al estar cerca de ella o al menos, en un lugar donde no pueda acceder a ésta. Recuerda, los anfibios son animales para la contemplación y la manipulación incorrecta de éstos puede causar accidentes.

 

Como cualquier otro animal, puedes notar que los anfibios requieren de sus propias condiciones alimenticias y de hábitat para mantenerlos en cautiverio, lo cual influye en la longevidad o estimado de vida de acuerdo a su especie.

Lo que te presentamos anteriormente y en conclusión, es solo un pequeño resumen de aquello que podrás encontrar en las secciones de Anfibios exóticos.

La atención es parte esencial de toda mascota y esta no es la excepción. Mantente al día con el cuidado de éstas y los resultados no tardarán en  saltar a la vista.

Si estás emocionado en conocer más sobre estos fascinantes animales, pero no sabes cuál es el ideal como mascota aún, te invitamos a descubrir más información en nuestro portal y a interactuar con nosotros a través de comentarios. ¡Seguimos leyendo!

Legalidad  y Anfibios: ¿Es un delito tener uno?

Actualmente y de acuerdo a la legislación de cada país, esto varía. La diversidad de flora y fauna en cada lugar hace complejo establecer una regulación jurídica única para estos animales.

A pesar de que existen organismos internacionales que velan por la protección de estas criaturas, la caza y el comercio ilegal han hecho que algunas especies desaparezcan inevitablemente y que esto se convierta en un problema para muchas otras en distintos lugares alrededor del mundo.

Consulta las leyes de tu país o a un especialista de ser necesario antes de comprar o adquirir un anfibio en cautiverio si aún no estás seguro de esto. En caso de encontrar alguno en estado salvaje, es necesario que recuerdes que inhibir o retirar a un animal de su hábitat podría afectar su comportamiento, e incluso no adaptarse fácilmente a su nuevo entorno.

Es de vital importancia que asegures previamente el lugar correcto si vas a llevarlo a casa y suministres el alimento y agua necesario para garantizar la adaptación del animal.

Sin embargo si el animal presenta cambios en la coloración de su piel y en el comportamiento que manifiesten que su vida está en riesgo, lo más prudente será, regresarlo a su hábitat de origen.

Muchos países se rigen por la CITES o la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres para regular que especies o no son legales en determinado país, antes de comprar cualquier anfíbio asegúrate de conocer con exactitud cómo es la norma en tu país.

Scroll Up